mitos sobre la bisexualidad

Rompiendo mitos sobre la BISEXUALIDAD 🤦‍♀️

Después de contar mi historia sobre cómo descubrí que era bisexual y de hacer todo un post explicando el significado de cada una de las letras de la Comunidad LGBTQI+, me di cuenta de que aún queda mucho por hablar acerca de la Bisexualidad, ya que es una de las orientaciones sexuales dentro de la comunidad que se invisibiliza constantemente. Es por esto que hoy vengo a romper los Mitos sobre la Bisexualidad y lo que en realidad sucede en estos casos. ¡Acompáñame!

Mitos sobre la bisexualidad

Mito #1. La bisexualidad no existe

Al decir que la bisexualidad no existe, solo se está invisibilizando a un gran colectivo de personas que claramente sí se sienten atraídas por ambos sexos y saben que no es una fase en sus vidas. La bisexualidad es una orientación sexual más que comparten miles de personas en el mundo. ¡Basta de negación!

Mito #2. La Bisexualidad es una fase.

Aquí cabe la típica frase de que: «dice que es bisexual por no salir completamente del clóset», o por lo contrario: «dice ser bisexual pero es solo un/a heterocurioso/a».

Estos son estigmas dichos muchísimas veces tanto por miembros de la comunidad lgbt como por personas heterosexuales. Los cuales no pudieran estar más en lo erróneo. Ya que, si bien es cierto que hay personas que en su gran búsqueda de encontrarse y descubrir su sexualidad dicen que son de cierta orientación sexual y luego tal vez se dan cuenta de que no es lo que les va del todo, y se definen con otra, este no es el caso de todo el mundo. De hecho, de una mínima parte. Los bisexuales tenemos claro lo que sentimos y por quienes podemos sentirlo, y punto.

Decir que la bisexualidad es una fase solo ayuda a fomentar la creencia errónea de que la bisexualidad es una especie de punto de partida hacia nuestra sexualidad, y que todos los bisexuales acabaremos definiéndonos como heteros u homosexuales. ¡Wrong!

Mito #3. A los Bisexuales les encantan los tríos

Si bien es cierto que cada individuo vive su sexualidad a su manera y como prefiera, ser bisexual no te hace automáticamente querer tener relaciones sexuales con dos personas a la vez. Así como hay heterosexuales, homosexuales, etc, que tienen tríos, también hay bisexuales que tienen tríos. Pero no es la norma u obligación. Lo normal es que hagas con tu cuerpo lo que te de la gana y vivas tu sexualidad a tu ritmo y con quienes quieras.

Mito #4. Los bisexuales son infieles y promiscuos

Esto es uno de los mitos sobre la bisexualidad que más abundan.

La promiscuidad y la infidelidad son cuestiones individuales que atienden a cada persona, independientemente de su orientación sexual, por lo que no está en la naturaleza de las personas bisexuales ser promiscuas o infieles. Podrán serlo o no. Todo está en la persona como ser individual que es, NO EN SU ORIENTACIÓN SEXUAL.

Mito #5. A los bisexuales les da igual estar con un chico que con una chica

Este mito hace referencia a un error común, la presunción de que las personas bisexuales se sienten atraídas por hombres y por mujeres exactamente en la misma proporción.

No te digo que no haya personas a las que les gusten los chicos y las chicas un mismo porcentaje. Sin embargo, esta no es la norma. La bisexualidad se vive de manera diferente en cada persona, y puede variar con el tiempo y las circunstancias. Es decir, este año te pueden atraer más los chicos y en dos años quizás te atraigan más las chicas. ¡Todo puede pasar en la bisexualidad! Y es completamente normal y válido.

Mito #6. Las personas bisexuales tienen ETS

Este mito tiene su origen en los años 80s, en relación con el VIH/SIDA, de cuya difusión entre las personas heterosexuales se responsabilizó inicialmente a la supuesta promiscuidad de los hombres bisexuales.

Sin embargo, la verdad es que ninguna orientación sexual es un grupo de riesgo para la infección al VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, sino que son las pràcticas sexuales sin protección las que favorecen dichas enfermedades.

mitos sobre la bisexualidad
Mitos sobre la bisexualidad

Acabemos con la Bifobia

La Bifobia significa, de forma literal, odio o miedo hacia las personas bisexuales. Es una fobia completamente diferente a la homofobia, pese a que guarda una raíz en común, y es la discriminación hacia la diversidad sexual que mujeres y hombres acaban sufriendo por igual. La bifobia se articula a través de la  negación, la invisibilidad, la marginación,  la exclusión y  cualquier otro tipo de violencia LGTBfóbica.

Los efectos de la bifobia en las personas bisexuales puede tener consecuencias psicológicas y en la salud. Los estudios han demostrado que los bisexuales a menudo se sienten divididos entre la heterosexualidad y la homosexualidad y, como resultado, niegan su sexualidad.

Si eres de los que tienen estos prejuicios o mitos sobre la bisexualidad mencionados anteriormente, está bien, no somos perfectos y no nacimos saiéndolo todo. Sin embargo, espero que estas aclaraciones te hayan hecho dar cuenta de que la bisexualidad sí existe y que es igual de válida que cualquier otra orientación sexual, y que a partir de ahora, seas tú corrigiendo a los demás cuando escuches alguos de estos mitos por tu entorno.

Respetándonos y valorándonos se hace un mundo más llevadero para todos.

Si quieres leer más sobre la bisexualidad y la comunidad LGBTQ+, estos posts pueden interesarte: